EL CONDUCTOR EN EL TRANSPORTE DE MERCANCÍAS EN LA UE

, , 4 comments
¡¡Conducir un camión!!...ves mundo, te pagan un dineral sólo por conducir, cero responsabilidades, tópicos , tópicos y más tópicos...¿Realmente es un trabajo tan sencillo, tan bien pagado y que no conlleva ninguna responsabilidad? ¿Son todo ventajas conducir un camión? ¿Puede hacerlo cualquiera?
Sigue leyendo y quizá te sorprendas al saber que esconde realmente esta profesión.




Fuente: Eurocentrocamionero

Permisos
Si quieres conducir un camión en primer lugar y tal y como marca la ley, deberás obtener el permiso de circulación de camiones:

-Permiso de la clase C1 que habilita a conducir camiones rígidos de hasta 7.500 Kg de M.M.A.

-Permiso de la clase C que habilita a conducir camiones rígidos de cualquier MMA (peso).

-Permiso de la clase C+E para conducir cualquier conjunto de vehículos y de cualquier MMA (peso).

Para conseguir el permiso C, el conductor debe superar el examen teórico específico de camión, un examen práctico de maniobras en circuito cerrado y un examen práctico de circulación en tráfico real.

Además, será preciso para los conductores de vehículos destinados al transporte de mercancías de más de 3500 kg de M.M.A, la obtención de un curso denominado C.A.P (Certificado de Aptitudes Profesionales).

Competencias y aptitudes profesionales
Los profesionales de este sector que cubren trayectos a larga distancia no sólo deben ser buenos conductores, sino que también deben cargar y descargar, realizar reparaciones técnicas, tener ciertas destrezas lingüísticas, realizar tareas administrativas básicas y actuar como ‘embajadores’ de sus empresas en otros países. Deben entregar su mercancía puntualmente, con independencia de las condiciones meteorológicas o viales. Tal vez deban transportar sustancias peligrosas o mercancías frágiles que exigen cuidados y responsabilidades adicionales.

Seguridad y salud en el trabajo de los conductores
Entre los principales peligros y riesgos físicos que surgen en esta profesión, caben destacar:

  • Gestión de entregas  «justo a tiempo» que causan una gran presión en el trabajo
  • Exigencias de los clientes; trabajar en los lugares en que trabajan otras personas
  • Uso creciente de tecnologías complejas y sistemas de vigilancia a distancia
  • Diseño del lugar de trabajo
  • Facilidad de acceso a instalaciones y servicios (higiénicos, de alimentación y médicos)
  • Enfermedades infecciosas
  • Violencia y agresiones
  • Trabajo en solitario
  • Posturas estáticas prolongadas en posición sedente y exposición a vibraciones
  • Riesgo de accidentes, entre otros, al cargar y descargar
  • Necesidades de una mano de obra que envejece.
Tiempos de descanso y conducción
Además de todo lo visto anteriormente, hay que saber que existe una normativa europea que limita el tiempo de conducción de estos profesionales para evitar la fatiga. Estos tiempos son controlados a través de un aparato llamado tacógrafo, cuyo uso es obligatorio.
Tiempos de conducción
  • Conducción ininterrumpida
El tiempo máximo de conducción ininterrumpida es de 4,30 horas. Después de conducir de forma ininterrumpida durante 4,30 horas, hay que respetar una interrupción de al menos 45 minutos también ininterrumpidos.
Puede sustituirse la interrupción de 45 minutos por interrupciones de al menos 15 minutos cada una, intercaladas en el período de conducción de 4,30 horas.
  • Conducción diaria
El tiempo máximo de conducción diario no puede exceder de 9 horas, salvo dos veces a la semana que puede llegar a las 10 horas.
Después de un máximo de 6 periodos de conducción diarios, el conductor deberá tomar un descanso semanal.
  • Conducción bisemanal
El tiempo de conducción en dos semanas consecutivas no puede exceder de 90 horas.
Así, si en una semana se conduce durante 56 horas (máximo permitido), en la siguiente sólo podrá conducirse durante 34 horas, puesto que sumando ambas se llega al máximo de 90 horas.

Tiempos de descanso
  • Descanso diario
En cada período de 24 horas el conductor gozará de un tiempo de descanso diario de 11 horas consecutivas.
No obstante, puede reducirse el descanso diario de 11 horas a 9 horas, también consecutivas, tres veces a la semana, pero antes de que acabe la semana siguiente habrá que compensar el descanso no tomado.
El descanso ininterrumpido de 11 horas pueden sustituirse por un descanso tomado en dos o tres períodos durante las 24 horas, siendo uno de los períodos como mínimo, de 8 horas consecutivas. En este caso la duración del descanso diario se prolongará a 12 horas.
En el supuesto de vehículos con dos conductores, cada 30 horas cada conductor debe gozar de un descanso diario de 8 horas consecutivas.
El descanso diario podrá tomarse en el vehículo siempre que éste disponga de litera, y se encuentre parado.
  • Descanso semanal
Después de conducir durante seis días consecutivos hay que tomar un descanso de 45 horas ininterrumpidas.
El período de descanso semanal de 45 horas consecutivas puede reducirse a 36 horas ininterrumpidas cuando dicho descanso se tome en el lugar en donde se encuentre normalmente el conductor o el vehículo.
En este supuesto como no se han tomado 9 horas (45-36) de descanso semanal habrá que añadir esas 9 horas al periodo de descanso semanal de una de las tres semanas siguientes.
El período de descanso semanal de 45 horas consecutivas puede reducirse a 24 horas ininterrumpidas cuando dicho descanso se tome en un lugar en donde no se encuentre normalmente el conductor o el vehículo.
En este supuesto como no se han tomado 21 horas (45-24) de descanso semanal de una de las tres semanas siguientes.

Echa un vistazo a este vídeo y conocerás mejor todo lo que te he contado a través del testimonio de un camionero:



Fuente: ¨En ruta¨

Anímate y comenta el post...¡Hasta la próxima!

Aurora Palanca Salaverría

4 comentarios: